Estrategia de email marketing y consejos para tener éxito en tus campañas.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Hoy en día estamos inundados de campañas de email marketing y sí, algunas siguen pareciendo spam, pero no se puede negar el impacto que un mensaje bien elaborado puede tener en los clientes, por no mencionar el CRM y el aporte de clientes potenciales. Así que no te dejes engañar por nadie que te diga que el email marketing está muerto, el correo electrónico sigue siendo uno de los canales de marketing más poderoso que existe. 

 

 

¿Por qué es importante el email marketing y para qué sirve?

 

Puedes hacer muchas cosas al enviar un email como vender productos, compartir algunas noticias, mejorar tu tasa de carritos abandonados o contar una historia.

 

Desde confirmaciones de pedidos hasta newsletters, los emails son un aspecto esencial en el crecimiento y la gestión de tu negocio.

 

Por lo tanto, el correo electrónico está involucrado en cada etapa de la relación con el cliente: lead nurturing, prospección, conversión, pero también en la generación de lealtad.

 

El email marketing puede ayudar a lograr 3 categorías de objetivos:

 

Notoriedad (dar a conocer tu negocio)

Imagen (posicionándote como experto)

Acción (vender tus productos y servicios)

 

 

Además de ayudarte con tus objetivos de marketing, estos son los principales aspectos del email marketing:

 

Convierte 3 veces más que la redes sociales

Puedes personalizarlo

– Incrementar ventas cruzadas o promover el upselling

– Te mantiene en la mente de tus consumidores

– Es inmediato

 

 

Guía práctica de email marketing

 

El email marketing es una de las formas más rentables de promocionar tu negocio, tanto si tu objetivo es construir tu marca como si es vender más. Esta guía práctica ofrece todo lo que necesitas saber para sacarle el máximo partido.

 

 

  1. Crea un plan de email marketing

Estos son los puntos claves que no pueden faltar al crear tu estrategía.

 

Define quién es tu público:

 

Independientemente de lo que vendas, debes tener una idea clara de quién es tu público objetivo y a quién te diriges. Saber y tener bien definido cómo se comporta, qué busca, cuáles son sus motivaciones y cómo se comunica te ayudará a comunicarte con él de forma eficaz.

 

Crea segmentos:

 

Una vez que hayas identificado grupos más pequeños de personas dentro de tu público más general, podrás crear grupos y segmentos para enviar correos electrónicos más relevantes y personalizados a tus destinatarios, y cuanto más relevante sea la campaña, mejores serán los resultados. 

 

Establece objetivos:

 

Ahora que sabes a quién te diriges, es el momento de pensar en tu contenido. ¿Qué quieres decirle a tu público? ¿Qué quieres conseguir? 

 

– Bienvenida

– Formación

– Lead Nurturing

– Conversión

– Engagement (interactuar, mantener actividad)

– Retención o reactivación

– Feedback (pedir opinión)

 

Es recomendable que envíes tus correos electrónicos con un propósito, que realmente se dirijan a tus suscriptores, así que ten siempre presente para qué se suscribieron.

 

Programa un calendario:

 

No hay nada establecido sobre la frecuencia con la que debes enviar correos electrónicos a tus clientes pero, si los envías con demasiada frecuencia, es probable que tus suscriptores no presten atención a lo que tienes que decir o se den de baja. 

 

Una forma de asegurarte de que vas por buen camino es crear un calendario de contenidos para programar tus campañas, publicaciones en el blog, publicaciones en las redes sociales, etc.

 

 

  1. Diseña tus correos electrónicos
 

Consejos de diseño:

 

Cuando diseñes campañas de correo electrónico, céntrate en tu mensaje y mantén un diseño sencillo. Te sugerimos que jerarquices todos los elementos de tu campaña, que pongas la información más importante o el mensaje principal en la parte superior para que los usuarios puedan echar un vistazo rápido a tu correo electrónico si tienen poco tiempo.

 

La importancia de un buen copy:

 

Cada parte del email sirve para algo diferente, utilízalo correctamente y sacarás máximo jugo.

  • Asunto (CRUCIAL para que abran el email)
  • Preheader
  • Cuerpo
  • Footer
  • CTA o “Call to action”
 

No te extiendas demasiado, sé conciso y prioriza la información relevante. Adapta tu estilo a diferentes momentos y personas pero siempre manteniendo tu personalidad.

 

Encuentra la mejor versión con campañas de pruebas A/B:

 

¿No estás seguro de cuál es el asunto que consigue más aperturas y clics? ¿Crees que hay una hora determinada del día en la que es más probable que tus clientes hagan una compra a través de tu campaña? Hacer pruebas A/B te permite experimentar con diferentes versiones de tus mensajes de correo electrónico para ver qué efecto tienen los cambios que haces en tus resultados.

 

  1. Qué puedes lograr con la automatización del marketing.
 

A diferencia de las campañas habituales, una automatización es un correo electrónico o una serie de correos electrónicos dirigidos que puedes programar y despreocuparte. Puede ser emails de bienvenida, de seguimiento después de una compra o recompensar a tus clientes con un incentivo especial, la automatización te ayuda a agilizar tus comunicaciones con los clientes. Además, puedes diseñar, enviar y seguir las notificaciones de los pedidos para informar a los clientes de las compras que han realizado en tu tienda.

 

  1. Mide tus resultados.

Las métricas son fundamentales, ya que con ellas obtendremos todos los datos que necesitamos para saber si hemos alcanzado nuestros objetivos, que ha funcionado mejor o que cosas debemos de cambiar.

 

Entregados 

 

Representa uno de los indicadores más importantes para medir el email marketing. De hecho, cuando enviamos un correo, deseamos saber a cuánta gente realmente llega.

 

La tasa de entregabilidad mide exactamente los emails que llegan con éxito a la bandeja de entrada de un suscriptor. 

 

Tasa de apertura

Una vez que ya sabemos cuántas personas han recibido nuestro email en su bandeja de entrada, necesitamos conocer cuántas han abierto realmente ese correo electrónico y observado su contenido. Con esta métrica podemos ver como ha funcionado el asunto de nuestro email ya que mide cuántas veces se ha abierto su email en comparación con el total de gente que lo ha recibido.

 

Click-through rate

El click-through rate o CTR es el porcentaje de usuarios que realizan clic en un email respecto de los que lo han abierto. Esta métrica nos dice lo interesada que se encuentra nuestra audiencia sobre ese contenido que hemos enviado.

Esta métrica representa una de las más importantes en email marketing ya que marcará otras como las visitas en nuestra web, las conversiones, ventas o la tasa de engagement.

 

Tasa de rebote

Son aquellos emails que por algún motivo no han llegado a la bandeja de entrada de los usuarios. Podemos distinguir entre dos tipos de rebote: el rebote blando (soft bounce) se debe a una bandeja de entrada llena o una caída del servidor, por ejemplo. Y el rebote duro (hard bounce) se produce principalmente porque no existe esa cuenta de correo electrónico o por errores en la escritura.

 

Bajas

Cuando un usuario se da de baja de la base de datos, nos están enviando un mensaje. Por algún motivo no hemos estado a la altura de las expectativas y hemos perdido a ese contacto. Es imposible contentar a todo el mundo, pero debemos intentar que nuestros contenidos interesen a la gran mayoría de nuestra audiencia.

 

Somos una Agencia de Marketing Digital especializada en ayudar a PYMES, StartUps y emprendedores en su crecimiento digital. 

 

Blog.